martes, 25 de febrero de 2014

Ambivalencias

Pintura de Mon Fernández-Dans

La miro.
La miro.
No lo puedo evitar y ya la estoy mirando.
De nuevo otra vez más. La miro.
La estoy mirando.
No pretendo volver a mirarla más
y ya lo estoy haciendo.
De nuevo. Otra vez más.
La miro.
No es ella, claro. Ella no es.
Ayer no era ella.
Hace un instante tampoco lo era.
Ni en el pretérito de ese instante.
Ni en los consecutivos pretéritos predecesores.
Era otra.
Otra. Otra. Otra...
Y siempre es ella.
Siempre ella.
Discreta. Discretísima.
Desalmada.
Minúscula y mayúscula.
Promiscua tantas veces...

David Morello

No hay comentarios:

Publicar un comentario