martes, 6 de mayo de 2014

Mayo poético y flamenco

Esta vez regreso al Café Comercial de Madrid, aunque no para presentar y leer poemas de un nuevo libro. Vuelvo a este emblemático espacio madrileño para estrenarme como cantaor flamenco. Un recital de cante con letras de poesía española contemporánea, acompañado a la guitarra por Sergio Burgas. Un homenaje a los poetas y una apuesta por la renovación de las letras en el cante flamenco. Será el sábado 17 de mayo de 2014 hacia las 20.30 horas, con entrada libre.

Versos de Antonio Gamoneda, Félix Grande, Francisca Aguirre, Ángel GonzálezNicolás del Hierro, Luis Alberto de Cuenca, José Elgarresta, Manuel López Azorín, José Luis Morales, Rafael Montesinos, Ramón Hernández o Manuel Lacarta sonarán en mi voz, junto a la guitarra de Sergio Burgas, de una manera distinta a como antes se habían escuchado.

Una actualización de las letras clásicas del flamenco de siempre con la aportación de textos de algunos de los mejores poetas contemporáneos. Poemas que han sido adaptados a palos como la malagueña, la soleá, tientos, tangos, bulerías, alegrías o fandangos. Una adaptación con la que he tratado de guardar la esencia de la poesía, el eco poético de las letras y el eco flamenco que estas tenían para que sonaran con el duende que tienen los versos del arte flamenco.

Y antes de la cita del Café Comercial, para aquellos que marchen fuera de Madrid o se mueran de curiosidad por ver el escándalo o la maravilla que se propone, conviene que sepan que habrá una premier en La Siega, (Costanilla de los desamparados, 21, casi esquina a la calle Atocha, en el Barrio de Las Letras de Madrid), un espacio parecido a un bar, o a una casa muchas veces. Este, el miércoles 14 de mayo a partir de las 21.00 horas.

Y este recital flamenco sonará en Sevilla para despedir el mes de mayo. El día 31, a las 20.30 horas, regreso a La Carbonería de la ciudad hispalense dos años después de presentar, también allí el libro Retorno de la voz. Esta vez será para llevar hasta este mágico rincón andaluz la poesía de Réquiem por un hombre cualquiera, mi último libro publicado en Ediciones Vitruvio, aderezado con los acordes que en el aire pongan las cuerdas de la guitarra de Sergio Burgas. Y acto seguido, llevar hasta los oídos que allí acudan la música del Recital Flamenco de Poesía Contemporánea antes detallado.

Y de despedida, una letra por soleares del poeta Luis Alberto de Cuenca:

La esperanza viene a ser
como el agua de Granada:
que se escucha y no se ve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario